Encuentros surrealistas

surrealism-thumb1

Supongo que el pobre niño se preguntó por qué lo miraba tanto, por qué no podía tener una conversación coherente, por qué en medio de los pasos más básicos de salsa me perdía. Si le hubiese explicado me habría tomado como lunática, de eso no hay duda. Sé que ya no somos amigos, pero no quiero ni pensar qué creerías de mí si te contara.

Es más, ¡te lo diré rápidamente! Creo que anoche te conocí antes de que cambiaras.

Ya… no te rías, ¡es en serio!

Fue increíble, tenían la misma sonrisa, la misma manera de preguntar, de reir, de molestar. Tenían los mismos labios grandes y exactamente la misma exagerada y medio torpe manera de bailar.

Fue como verte tal y como te conocí el primer día, pero en los ojos de un desconocido cualquiera en un bar. Antes de que todo se acabara, antes que cambiaras tanto y no te lograra reconocer, eras como él.

Es cierto, de mis tres amigos a ti fue al que menos me dolió dejar. Amigo Inocente hirió mi orgullo, pero tú pisoteaste mis creencias, mis bases, lo que me hacía ser lo que soy.

Pero no nos quedemos en aquel tema… el caso es que ayer, bailando con él y a punto de vomitar por su obsesión de dar tantas vueltas como tú en salsa, te extrañé sólo un poquito. Incluso sabía hacer tu misma vuelta, la que a mí me encantaba… ¿te acuerdas que la pista tenía que estar despejada o si no todo el mundo salía herido? Era divertido.

Fue muy curioso volverte a ver, aunque fuera en los ojos de otro. Pero más curioso aun fue pensar que ahora tú eres tan, o quizás más desconocido que él.
Eso si me asusta.

Anuncios

10 comentarios en “Encuentros surrealistas

  1. Q nada te resulte nunca desconocido.., mi niña, sobre todo, si ha formado parte de
    tu vida.., pq sería como negar una parte
    de ella..

    Bss Dulces!

    Te quiere mucho,

    Male.

  2. Al final va a ser que todos somos pequeños trocitos de una misma persona..

    A mi también me ha pasado esa misma sensación, pero que lástima que no fuera dando vueltas salseras….

    Azúcarrrrrrrrrrrrr!

  3. Male… realmente me has dejado pensando, siempre afirmé que quien se iba de mi vida se tornaba un desconocido, pero tienes toda la razón… si fue alguna vez parte de mi vida, fue parte de mí.. y quién podría desconocer una parte de sí mismo… Yo también te quiero mucho amiga!

    Musaraña, otra que deja mi cabeza dando vueltas… y si, la salsa le dio un toque más interesante, azuucaaar jajaja!! 😉

  4. Todos cambiamos, o al menos eso creo yo…algunos mas que otros, pero todos lo hacemos, a veces es simplemente “madurar”, o las experiencias de la vida que marcan a cada persona de diferente manera, pero desearia que los cambios fueran siempre buenos y no malos…C'est la vie.

    Besitos!!

  5. Bueno, para que sigas dándole vueltas. Si alguien a quien has encontrado te lo vuelves a encontrar en otra persona, es una parte tuya que te llama desde fuera, algo en ti que no reconoces. Me encanta cómo escribes.

  6. Marie, no puedo estar más de acuerdo contigo! Ojalá las situaciones de la vida nos acercaran más a nuestros amigos y no todo lo contrario… pero, así es la vida de caprichosa 🙂 Un abrazo amiga!

    Córdoba, me siento completamente honrada con tu comentario 🙂 y respecto al tema, una parte de mí que no reconozco… lo pensaré. Un abrazo desde el silencio!

  7. A veces quisimos tanto a una persona, que nos resulta raro ver a otra siendo casi o igual a aquella, cómo se parece tanto hasta en los más mínimos detalles, y eso nos hace extrañarla.
    Au revoir ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s