Ser junto al otro

tree-892242_640

Hoy estaba sentada en una de esas clases que uno dice: ¿Cómo es posible que halle este tema tan interesante?, pero así es. Entonces el profesor dijo algo que me quedó resonando todo el día en la cabeza. Resulta que una estudiante preguntó: “Profe, pero ¿cómo hago para querer a alguien a mi lado toda una vida y no terminar divorciándome como la mayoría de parejas?”. El profesor se quedó pensando un momento y luego respondió: “Sencillamente aceptando que lo que hace más maravilloso a tu universo es que esta persona existe, pero existe a tu lado.”

Anuncios

Sobre amistades y exnovios

2baef2c732c2712fb858d87eac612182

¡Me harté! y sabiendo que volveré a caer en el mismo error, lo dejaré escrito en este blog de frustraciones para que no se me vuelva a olvidar. Supongamos que Pelo Largo fue novio mío durante dos meses, ni siquiera eso, en realidad fue un mes y medio, pero ese no es el caso. Resulta que durante muchos meses él intentó por todos los medios que yo volviera con él, ¡pero yo no quería! ¿No les ha pasado que sencillamente nunca quisieron a alguien y algún día, como al mes y medio, se dieron cuenta? Bueno… a mí si :)… pero no es en absoluto divertido. Entonces procedo a decírselo y eso conlleva llanto lágrimas y caos durante semanas, meses. Algunos días incluso cometí el error de volverlo a intentar amar y cuando lo besaba, lo sabía.. él no es para mí. Pero él sigió allí, rogándole a mi corazón, pidiéndolo que reaccionara… no sé ustedes, pero el corazón no es de cuerda, tiene sistema automático y todo, pero se activa nadie sabe cuándo ni por qué. Él caso es que luego de sus intentos, terminó por odiarme y se alejó. Hace más o menos dos mes intentamos ser amigos y a los dos días me dijo que estaba confudido, que no era capaz de ser mi amigo. De nuevo el mismo show… Al poco tiempo, lo mismo, de nuevo de ingenua… de nuevo el llorando a la semana. Hace como dos semanas volvimos a hablar y me dijo que quería ser mi amigo, le dije que estaba harta del mismo círculo visioso.. y me juró que no sucedería. WUALAA!! Hoy lo ha dicho de nuevo…

Aprendizaje:
– O de desconocido o de nada.
– Mejor perro que dramático
– Me voy de monja

Lavando ropa vieja

clothes-peg-623363_640

Mientras mi ropa se pudre en la lavadora, mi cabeza me grita que me tengo que parar de este portátil, recogerla y luego irme a dormir. Mañana nada me podrá despertar… Pero yo me he puesto a leer viejos poemas….

y no sé si es amor
o capricho
pero en medio de una canción
te doy un beso

La canción nos encierra
sus notas se cuelgan a los oidos
y el corazón se esconde
tras paredes de miedo y orgullo

Sólo queda el beso

(No sólo debería lavar la ropa, creo que algunos poemas no quedarían mal desapareciendo dentro de la lavadora y el agua sucia. Los poemas, los recuerdos que se han adherido a ellos y de paso a Camisa Negra)

¿Ahora qué?

 

 

En medio de una noche lluviosa decido abrir este blog. Realmente no sé por qué lo hago, quizás necesito algo más que las gotas de lluvia de esta ciudad para seguir adelante. No sé si lo han sentido, pero a veces la vida parece que no da para más, sólo para caminar y caminar matando tiempo.

Este pensamiento invadió mi cabeza por días pues uno a veces tiene derecho a ser melancólico y esas cosas, pero es absurdo, obvio quedan mil cosas por hacer… Hoy descubrí que tengo que replantear mi vida, y harta de intentar hablarle a la gente y notar que ellos solo finjen oirme, cuando en realidad piensan en su propia vida, decido comenzar a hablarle al vacío, al internet, a todo aquel que por desparchado termina metido en el blog de esta Ausencia Silenciosa.

No sé realmente por qué me puse así, estaba nada más buscando un nombre que no revelara en absoluto quién era yo, y con el delirio melancólico con el que ando últimamente, me pareció que se ajustaba perfectamente.

Ausencia porque mi cabeza parece no estar pegada a mi cuerpo últimamente, parece como si mi cuerpo siguiera viviendo en medio del mundo material pero mi cabeza se negara a prestar atención. Justo ayer fui a cine con un par de amigos y salí dejando mi bolso entero en la sala de cine, más o menos una hora después me percaté de su ausencia. Creo que sobra con sólo decirles que incluso el supervisor de los guardias me regañó como si fuera mi misma mamá. ¿Alguna vez les ha pasado algo tan terrible e idiota? ¿cuántos celular han perdido en el último año? ¡Yo llevo nada más y nada menos que unos 6!

En fin… y por silenciosa, supongo que viene de lo harta que estoy de no ser escuchada ni saber escuchar, por lo tanto he decidido callar mis propias historias y más bien escribirlas en algún blog que bien o mal, el que lo lea es porque realmente quiere escucharme, supongo. Silenciosa además porque intento no revelar quién soy, aunque no sea nadie…

Bueno, inaguremos el blog contando un poco sobre esta Ausencia Silenciosa. Soy cualquier persona, quizás ayer me senté justo al lado tuyo en el bus y ni te diste cuenta, igual en este mundo globalizado parece que cuentan más las multitudes que las personas individuales, lo que sigo sin entender es porqué… al final las multitudes están llenas de personas, ¿no? En fin, no estoy diciendo nada.

¿Qué más quieren saber de mí? Estoy medio loca, me gusta la lluvia nada más cuando estoy en casa, me encanta la soledad, lo que mas valoro de las personas es su capacidad de reir sin parar, se supone que me encanta leer pero hace casi dos años no me termino un libro (que no sea repetido), me encanta la tristeza (pero prefiero tenerle respeto porque se adhiere al alma), no he podido entender el asunto de los amigos inocentes, odio el frío, en fin, soy una persona en teoría normalita.

Entonces… me embarco en esto de escribir un blog y me comprometo a tener al menos una entrada diaria, en serio necesito volver a escribir!