¿Ahora qué?

 

 

En medio de una noche lluviosa decido abrir este blog. Realmente no sé por qué lo hago, quizás necesito algo más que las gotas de lluvia de esta ciudad para seguir adelante. No sé si lo han sentido, pero a veces la vida parece que no da para más, sólo para caminar y caminar matando tiempo.

Este pensamiento invadió mi cabeza por días pues uno a veces tiene derecho a ser melancólico y esas cosas, pero es absurdo, obvio quedan mil cosas por hacer… Hoy descubrí que tengo que replantear mi vida, y harta de intentar hablarle a la gente y notar que ellos solo finjen oirme, cuando en realidad piensan en su propia vida, decido comenzar a hablarle al vacío, al internet, a todo aquel que por desparchado termina metido en el blog de esta Ausencia Silenciosa.

No sé realmente por qué me puse así, estaba nada más buscando un nombre que no revelara en absoluto quién era yo, y con el delirio melancólico con el que ando últimamente, me pareció que se ajustaba perfectamente.

Ausencia porque mi cabeza parece no estar pegada a mi cuerpo últimamente, parece como si mi cuerpo siguiera viviendo en medio del mundo material pero mi cabeza se negara a prestar atención. Justo ayer fui a cine con un par de amigos y salí dejando mi bolso entero en la sala de cine, más o menos una hora después me percaté de su ausencia. Creo que sobra con sólo decirles que incluso el supervisor de los guardias me regañó como si fuera mi misma mamá. ¿Alguna vez les ha pasado algo tan terrible e idiota? ¿cuántos celular han perdido en el último año? ¡Yo llevo nada más y nada menos que unos 6!

En fin… y por silenciosa, supongo que viene de lo harta que estoy de no ser escuchada ni saber escuchar, por lo tanto he decidido callar mis propias historias y más bien escribirlas en algún blog que bien o mal, el que lo lea es porque realmente quiere escucharme, supongo. Silenciosa además porque intento no revelar quién soy, aunque no sea nadie…

Bueno, inaguremos el blog contando un poco sobre esta Ausencia Silenciosa. Soy cualquier persona, quizás ayer me senté justo al lado tuyo en el bus y ni te diste cuenta, igual en este mundo globalizado parece que cuentan más las multitudes que las personas individuales, lo que sigo sin entender es porqué… al final las multitudes están llenas de personas, ¿no? En fin, no estoy diciendo nada.

¿Qué más quieren saber de mí? Estoy medio loca, me gusta la lluvia nada más cuando estoy en casa, me encanta la soledad, lo que mas valoro de las personas es su capacidad de reir sin parar, se supone que me encanta leer pero hace casi dos años no me termino un libro (que no sea repetido), me encanta la tristeza (pero prefiero tenerle respeto porque se adhiere al alma), no he podido entender el asunto de los amigos inocentes, odio el frío, en fin, soy una persona en teoría normalita.

Entonces… me embarco en esto de escribir un blog y me comprometo a tener al menos una entrada diaria, en serio necesito volver a escribir!
Anuncios

Un comentario en “¿Ahora qué?

  1. Pingback: Regresar a las cosas perdidas | ausencia silenciosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s