Sobre amistades y religión

hopper_edward_morning

A pesar de su mala fama, Rubia y yo desde el principio nos hicimos buenas amigas. Yo sabía que su reputación no era lo más honorable, pero aún así la defendí ante todos los que la quisieron calumniar.

En realidad siempre fuimos muy diferentes, ella vivía por la farándula, amaba trabajar en los bares más reconocidos de la ciudad, ser deseada por cualquier hombre que pasara por su lado y soñar con un principe azul perfecto que algún día le dedicaría la canción de Taylor Swift “Tim McGraw”. Se había hecho algunas operaciones para ser más atractiva e incluso el pelo lo llevaba de un mono TAN mono que se hacía evidente que no era natural.

Yo soy más o menos todo lo contrario, ignorante por completo en temas de farándula, incrédula ante todo lo que te puede decir un hombre para conquistarte, más bien conservadora a la hora de amar a alguien, criada entre 3 hombres por lo tanto sencilla al cien por ciento y sin ningún deseo de cambiar mi cuerpo para ser más llamativa.

Aun así, aprendimos a reirnos juntas, a buscar amores bobos en los pasillos y a contarnos las cosas.

Anoche, conversando con una amiga, le conté que últimamente me andaba preguntando por qué Rubia había cambiado tanto conmigo y ahora se mostraba fría e indiferente. Mi amiga lo pensó un segundo y luego me respondió que ella si sabía por qué.

– Ausencia, es que desde que hiciste ese viaje en donde renovaste todo lo católico que había en ti… pues a Rubia no le gustó mucho que digamos.

Quedé con la boca abierta varios segundos…

¡No se supone que vivimos en un mundo donde cada cuál puede creer y pensar en lo que se le venga en gana!

¡Si yo quiero decir que creo en Jesús, en la Iglesia, en la Virgen y en el Papa, si quiero afirmar que disfruto rezando el rosario y yendo a misa, si siento que para mi es necesario de vez en cuando confesarme… ¿qué importa?!

Nunca he ni medio afirmado que alguien tiene que creer en lo que yo… es más, ¡me da igual en lo que creas, me da igual que seas judío, ateo, cristiano, católico, agnóstico, indiferente, islámico, con tal que sepas que ello te lleva a ser feliz… y si no, pues allá tú!

¿No es absurdo perder una amistad por creencias a estas alturas de la historia? ¿A ustedes les ha pasado?

Anuncios

7 comentarios en “Sobre amistades y religión

  1. Es absurdo. De todas formas puedes preguntarle a Rubia, si se deja, qué le ha pasado, si tiene algún problema que puedas ayudarla; y si es cierto que su preocupación es que tu tengas fe y ella no, puedes explicarle que ella también puede pedirla, que es gratis.
    En el peor de los casos siempre puedes decirle que rezaremos por ella para que sea mas tolerante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s